La patata: múltiples propiedades y beneficios al consumirla

A pesar de que el uso culinaria de la patata es relativamente reciente en Europa, se ha convertido poco a poco en un producto de gran consumo. Se cultiva en todas las altitudes, desde el nivel del mar hasta el montano, en todos los países del mundo, hasta los 70 “C de latitud. Procede de los Andes chilenos y peruanos y fue introducida en Europa en la segunda mitad del siglo XVI por los descubridores españoles, aunque sus propiedades alimentarias no se intuyeron inmediatamente. Estas se descubrieron en el siglo XVII, a consecuencia de una carestía de alimentos, y en el XVII se completó el conocimiento de esta planta gracias a los trabajos de Permentier, agrónomo y farmacéutico francés. Su cultivo se cuenta seguramente entre los más importantes de las regiones europeas centroseptentrionales.

patata wikipedia

Se trata de una especie herbácea anual de tamaño bastante modesto, cuya parte comestible corresponde al tubérculo, engrosamiento de estructura caulinar que se forma en la extremidad de estolones subterráneos y que está provisto de numerosas yemas u “ojos”. Son numerosas las variedades que actualmente se encuentran en el comercio, y las más comunes se diferencian en función de la fécula, que si es blanca la hace particularmente adecuada para la preparación de purés, y si es amarilla resulta recomendable para freír o asar. Entre los cultivares más importantes pueden citarse: “Kennebeck”, blanca y compacta, «Bintje», «Red King», «Desirée». «Bea», etc., aunque cada país posee sus propias variedades. Una vez recolectadas, las patatas se conservan mucho tiempo, y por ello se encuentran siempre en los mercados. Se conoce también una variedad de reducidas dimensiones que se recolecta poco después de su siembra: es la denominada «patata nueva», destinada al consumo rápido.

Principales componentes

Constituye un elemento de elevado valor nutritivo y energético. Una vez eliminada el agua por desecación, su composición contiene: 66 por ciento de almidón, 4 por ciento de azúcares, 9 por ciento de prótidos, grasas, sales minerales (potasio, calcio, fósforo. hierro. etc.), vitaminas B, C (ésta en la proporción de 24 mg en 100 g) y PP.

Utilización de la patata

Existen numerosos métodos de preparación: hervidas, solas o con ajo y perejil, al vapor, en puré, fritas en la sartén, asadas con ajo y romero, al horno enteras después de lavar la piel, en tortilla, etc. Un plato muy sencillo de preparar y muy típico en España es la tortilla de patatas. Estas se cortan en láminas finas y se fríen. Cuando están doradas se retiran de la sartén y se deja escurrir el aceite. Se fríen de nuevo con muy poco aceite, junto con unos huevos muy batidos y ligeramente salados, y se mueve sin cesar la sartén hasta que la mezcla se convierte en una tortilla bien dorada, despegada y cuajada. Se escurre el aceite y se sirve. No menos sencilla y típica es la receta de las patatas viudas: se rehoga en una cacerola una picada fina de cebolla, y una vez dorada se le añaden las patatas cortadas en tres o cuatro trozos Se rehogan, removiendo siempre, se agrega pimentón, se rehoga de nuevo y se cubre con agua fría y algún caldo y se sala. Se añade una picada de perejil y azafrán, se remueve todo y se deja cocer o fuego mediano unos 30 minutos.

de donde viene la patata

Como primer plato puede recomendarse también el potaje de patatas, que se prepara cociendo ligeramente puerros en mantequilla, y agregando patatas y caldo; una vez está todo bien cocido, se bate o se pasa por el pasapurés. Se le da sabor con mantequilla cruda y se sirve caliente. Las patatas al horno se preparan en recipientes de pírex, disponiendo las patatas cortadas a rodajas y por capas, con abundante cebolla blanca corta a fina, sal y pimienta. Se cubre con agua y abundante aceite. Tras una rápida ebullición se pone al horno. Las patatas, preparadas de este modo, pueden servirse como acompañamiento o como primer plato. Torta de patatas: se pasan por el pasapurés las patatas hervidas, se añaden mantequilla, huevo, queso rallado, sal y nuez moscada; se disponen a capas en un recipiente resistente al fuego, alternándolas con el queso y, si se requiere. con jamón cocido. Se cuece al horno por espacio de unos 50 minutos. Los dietólogos recomiendan las patatas en los casos de diarrea e inflamaciones intestinales, úlceras, gastritis (los glúcidos que contienen las patatas no fermentan). También son recomendables en los casos de artritis, obesidad y diabetes. Quienes deseen adelgazar pueden consumir patatas en lugar de pan. La fécula cruda rallada, utilizada en forma de cataplasma es excelente lenitivo; hervida y espesada con miel y leche sirve para confeccionar mascarillas nutrientes, emolientes y limpiadoras.

Conservación

Deben evitarse las heladas, que ocasionan el ennegrecimiento de las patatas. También la luz, que les confiere un tono verde y produce a la vez un alcaloide tóxico, la solanina. Debe evitarse asimismo la humedad.

Cultivo

Hay que elegir un suelo ligero, húmedo, algo ácido. Si el espacio disponible es reducido, deben preferirse las variedades precoces. Los tubérculos destinados a la reproducción vegetativa se ponen primero a germinar en cajones y después se trasplantan al lugar elegido, en surcos. Frecuentemente deben aporcarse.

Otras frutas y verduras que te pueden interesar…